Expertos dicen

Opiniones de expertos a través de entrevistas

Constanza Mekis y Gabriela Jara

Bibliotecaria y Profesora de Educación General Básica respectivamente

Un caso:
Selección de libros en contexto escolar con participación de la comunidad

¿Cómo se puso en marcha el proceso de selección de libros?

Se tomó contacto con establecimiento educacional particular subvencionado, Colegio Domingo Matte Mesías, perteneciente a la Fundación Domingo Matte Mesías, comuna de Puente Alto, pues les interesaba actualizar el fondo bibliográfico de su biblioteca escolar para jóvenes, que comprendía de 5° año básico a 4° medio. Se realizaron reuniones con la contraparte y se definieron algunas prioridades tales como lecturas personales, matemáticas, especialidades TP y talleres; y se nos entregó el número de títulos/ejemplares que estaban dispuestos a adquirir.

Se solicitó la base de datos del catálogo de la biblioteca para realizar un diagnóstico de la colección, lo que permitió conocer la realidad de cada asignatura, especialidad TP, talleres, y material para docentes en cuanto a números de títulos, ejemplares, años de edición; además en lenguaje, se separó en Ficción, desglosado por género y No ficción. A partir de los resultados obtenidos presentamos una propuesta de una proporción porcentual por materia y su correspondiente cantidad de títulos para cada uno de los temas y prioridades.

Dichas adquisiciones, ¿orientan, en alguna medida, el desarrollo del catálogo?¿Por qué consideraron incluir a distintos actores de la comunidad educativa en el proceso de selección?

La existencia de una gran colección de recursos de aprendizaje en la biblioteca escolar no basta para garantizar logros académicos y formar lectores. Esas colecciones sólo marcan una diferencia positiva cuando son parte de iniciativas a nivel de toda la comunidad escolar. Para que estos creen un sentido de propiedad, se valoren y se utilicen efectivamente era indispensable tener conocimiento de sus necesidades lectoras y de información, que es compartido por toda la comunidad escolar.

A partir de ahí, se definió en forma conjunta con el establecimiento la participación de los estudiantes, docentes, padres, administrativos y directivos y asesores de la Fundación.

¿Cómo se hizo participar a los distintos actores?

Se generaron cartas de invitación a participar en este proceso con un formulario específico para cada uno de ellos. Se solicitó a los docentes sugerencias de títulos y cantidad de ejemplares relativos a su asignatura, taller o especialidad como también para su lectura recreativa. A los directivos, administrativos y padres se les invitó a sugerir de acuerdo a sus necesidades profesionales y lecturas personales.

A los alumnos se les realizó una encuesta más amplia, a parte del curso y edad, cuáles eran sus temas y/o géneros favoritos, cuál fue el último libro que leyó por gusto, cuál fue el último libro que leyó para el colegio. Además, desde la biblioteca se entregó un informe con los datos de uso de la biblioteca como el número de alumnos y docentes que la utilizan, nombres de los títulos más requeridos, estadística de préstamo, las peticiones cursadas por los departamentos y ciclos, las lecturas del alumnado, registro de preferencias lectoras, recomendaciones, listados extraídos del buzón de sugerencias.

La participación fue muy valiosa en cantidad y calidad, con ello se logró reunir un listado de títulos pertinentes.

¿Utilizaron además otra modalidad de selección de títulos?

Paralelamente, se investigó en sugerencias, reseñas y críticas de revistas de todas las áreas, documentación educativa, bibliotecas escolares, catálogos CRA, bibliotecas universitarias, de institutos técnicos y especializadas, se consultó en catálogos actualizados de las distintas editoriales, en guías de clásicos, de autores, de ilustradores e historias de la Literatura Infantil y Juvenil, en recomendaciones y guías de lecturas publicadas por bibliotecas públicas, en fundaciones dedicadas a la promoción del libro y la lectura, páginas web especializadas, blogs,  obras premiadas a nivel nacional e internacional, y visitas a librerías locales.

¿Cómo elaboraron el listado de títulos y la cantidad de ejemplares definitivo? ¿Hubo un proceso de evaluación de los títulos sugeridos?

Finalmente, se realizó un compilado de todos los títulos propuestos con el número de ejemplares sugeridos por la comunidad escolar y especialistas. Posteriormente se realizó el proceso de selección, cuyos criterios básicos utilizados abarcaron desde la calidad del contenido (actualizado en los informativos), calidad literaria, calidad estética, año, edición, hasta la disponibilidad en el mercado.

A la contraparte se le hizo entrega de un repertorio de títulos que incluía materiales de lectura que abarcaban las necesidades curriculares de información, los intereses personales y lectura de agrado y que además respetaba la propuesta inicial, más un 20% (respaldo necesario por si no fuera cotizado). De allí surgió el listado final a cotizar.

¿Cómo evalúan el resultado del proceso de selección realizado?

El trabajo realizado fue muy provechoso en el sentido de generar instancias de participación real en todos los estamentos. El participar permite que posteriormente puedan reconocer en la nueva colección aquellos títulos sugeridos por ellos y eso despierta el interés y la motivación por la lectura por gusto y para desarrollar habilidades de información.

Etapas del proceso de selección de libros participativo en contexto escolar

1. Conocimiento de los objetivos de la nueva colección, usuarios y temática o área especial que interesa privilegiar (ej.: biblioteca para jóvenes, priorizar lecturas personales, matemáticas, especialidades TP y talleres).

2. Realización de diagnóstico de la colección existente, haciendo un recuento del número y temas que conforman el catálogo y sus características. Gráficos por año de edición, ficción y no ficción, y por asignatura, especialidad TP y talleres. Material para docentes, y en lenguaje, desglosado por género.

3. Propuesta de cifras, de acuerdo a los antecedentes entregados por la institución y el diagnóstico. Asignatura, o grupo de éstas, porcentajes, número de títulos.

4. Convenir el número total de títulos/ejemplares del fondo bibliográfico.

5. Definición conjunta con la institución el proceso de participación de la comunidad escolar (estudiantes, docentes, padres, administrativos y directivos).

6. Procesamiento de la información entregada por la comunidad por título y cantidad de ejemplares.

7. Confección de listado a partir de visitas a librerías, catálogos y páginas web especializadas, obras premiadas, etc.

8. Criterios básicos utilizados en la selección: contenido actualizado, calidad literaria y estética, año, edición.

9. Generación de listado final incorporando todos los títulos recopilados con las cantidades de ejemplares, ajustados a la propuesta inicial.

10. Decisión final de la colección de acuerdo a presupuesto por parte de la institución.